Continuamos con esta selección de posts especializados en creación de contenidos para redes sociales de proyectos creativos-culturales. Y en esta segunda edición te quiero mostrar todos aquellos aspectos que tienes que tener en cuenta para darle forma a tu contenido, y que sea lo más atractivo e impactante posible.

Y no, no es porque estemos a un día de San Valentín… (¿o sí?). No se trata de enamorar a nuestra audiencia un día al año. Se trata de tener en cuenta SIEMPRE estos aspectos que hoy te traigo, y que poco a poco, los encandiles con tus mejores contenidos, y que tu valor se multiplique con cada pequeño impacto en cada uno de ellos.

 

¿Empezamos?

De esto trata esta segunda edición:

CREACIÓN DE CONTENIDOS PARA REDES SOCIALES DE PROYECTOS CREATIVOS-CULTURALES (II)

Aspectos imprescindibles para enganchar a tu comunidad

 

Marketing de contenidos para redes sociales, culturina comunicación

 

Ok, querido/a lector/a. Ya tienes identificadas las características que tiene que tener un contenido para tus redes sociales (y si no, las tienes en el post anterior). Pero quizá no sabes qué formato darle, ni visual ni textual.

 

Ya sabes que las redes sociales en las que tienes presencia digital, todas y cada una de ellas ofrecen diversas maneras de materializar ese contenido de valor que tienes en mente.

 

Facebook, Instagram, Twitter, LinkedIn o Pinterest… Cada una funciona de una forma, y tienen sus pequeñas particularidades: más o menos extensión de texto, imágenes a cierto tamaño, duración de los clips de video…

 

Independientemente de cada una, hoy vamos a aclarar los aspectos básicos e imprescindibles en cuanto a formato se refiere. Y que debes tener en cuenta a la hora de crear un contenido u otro.

 

Por ello, voy a dividir en dos partes este post: contenido multimedia y contenido textual.

 

Como ves, multimedia y texto es algo que tienen en común todas las redes sociales, y me atrevería que cualquier acción de comunicación digital en general. El combo perfecto: visual + textual.

¿Qué sería uno sin el otro?

 

Una imagen vale más que mil palabras

 

ERROR.

 

Una imagen ilustra, pero mil palabras la complementan y finalizan el objetivo de ese contenido: una acción por parte de la persona que lo lee (suscripción, comentario, compartir, venta, contacto…). Una única imagen consigue el primer impacto, pero no va más allá de eso.

 

Es como si creas una expectativa muy alta, y luego tu comunidad se queda con ganas de más. Al final terminarás decepcionándolos, porque les falta algo. Y ese algo es el contenido textual.

 

Un texto vale más que la mejor imagen.

 

ERROR.

 

Un texto por sí solo no consigue el objetivo principal del contenido que quieras transmitir. En redes sociales, tu comunidad no aparece para aburrirse. De forma que, o ese texto es muy dinámico, o seguramente nadie lo leerá. De todas formas, te adelanto que en futuros posts vamos a hablar de copywriting, y cómo crear textos que atraigan la atención de tu comunidad y se queden prendados con tus palabras 😉

 

La ecuación ideal para tus contenidos es esta:

CONTENIDO VISUAL + CONTENIDO TEXTUAL (x PLANIFICACIÓN, OBJETIVOS Y ESTRATEGIA) = CONTENIDO DE VALOR

 

 

CONTENIDO VISUAL: FORMATOS MULTIMEDIA

Aunque no me vale la frase anterior de “una imagen vale más que mil palabras”, la primera impresión hacia tu proyecto se gana con medios visuales: tu feed, tu imagen de perfil, tu último post…

 

Por eso debes cuidar al detalle la imagen digital de tu proyecto creativo-cultural. Precisamente por ser creativo, debes impactar por este aspecto principalmente. Es tu carta de presentación, y si solo eres creativo con tus productos/servicios, y no con tu presencia digital… ¡Te estás perdiendo algo!

 

Cuando tu comunidad te encuentra, lo que busca es que los impactes visualmente a través de tu creatividad. Están seguros que contigo van a descubrir visualmente muchas cosas desde que se unen a tu comunidad. Entonces, ¿por qué no darles esto?

 

Contenido multimedia para redes sociales, culturina comunicación

 

Puedes elegir múltiples formatos multimedia. Los básicos son:

 

Fotografía

Puedes utilizar de producción propia o de terceros (bancos de imágenes). Según el contenido que quieras ilustrar, así decides.

 

Eso sí, cuida la imagen: buena resolución, iluminación, enfoque… Hoy en día, los móviles de última generación tienen buena capacidad para ofrecerte una calidad acorde, pero no debes descuidarlo y confiarte.

 

También debes valorar la postproducción de esa imagen. ¿Vas a retocarla? ¿Le incluyes algún filtro para que todas las imágenes que uses tengan las mismas tonalidades?

 

¡Todo a tu criterio!

 

Diseño

Se refiere a formatos que requieren de un trabajo de postproducción importante, ya que la parte visual parte “desde cero”. Se trata de trasladar tu idea de contenido al diseño directamente. Algunos formatos muy usados son: infografías, ilustraciones, carteles…

 

De nuevo, dependerá en gran medida del contenido en concreto, y cómo quieras materializarlo.

 

Un buen diseño tiene que transmitir unidad y coherencia estética. Nada de mezclar estilos, tipografías o colores en exceso, y que parezca hecho por un unicornio 😛

 

Cuanto más visual sea, y más ilustre tu idea, ¡mejor!

 

Vídeo

Como ya te adelanté en el post sobre tendencias en marketing y comunicación digital para 2019, incluía el fast content como formato de contenido de fácil y rápida consumición. Tendencia que se complementa a la perfección con los vídeos de corta duración.

 

Se trata de transmitir tu contenido en pequeñas cápsulas de contenido. Secuencias de video que harán tu contenido más ameno de recibir para tu comunidad.

 

Las redes sociales están potenciando desde hace ya algún tiempo la creación de contenido en vídeo, siendo uno de los formatos más consumidos actualmente.

Instagram TV, Directos, Historias, etc… Todas estas herramientas dan para mucho, y si eres creativo, ¡más todavía!

 

Piénsalo: ¿cuántos vídeos ves al día?

 

Y la red social reina en esto del video, no es otra que YouTube. Si te decides a tener tu propio canal, y asumiendo que esto conlleva muchísimo más tiempo de creación, producción y mantenimiento… Te puede reportar muchos beneficios.

 

Y tengas marca personal o no, las personas conectamos con personas. Aunque nos veamos a través de una pantalla, nos gusta ver quién está detrás de cada proyecto.

 

Lo sé, no es fácil asumir esto si encima eres una persona tímida (yo lo soy). Pero hazme caso, y poco a poco, verás cómo tu comunidad te agradece saber que eres tú (y no otra persona) quién les habla día a día.

 

 

CONTENIDO TEXTUAL: COMPONENTES DE UN TEXTO

Se acabó eso de escribir en maxi-párrafos, modo “tochaco” de texto, como si estuviésemos transmitiendo nuestra vida episodio por episodio. A menudo veo redes sociales, particularmente en Instagram (es donde paso más tiempo), textos que acompañan a imágenes en los que escriben sin apenas puntos o comas. Nisiquiera distinguen entre párrafos, o los párrafos son demasiado largos.

 

Esta práctica debes saber que, a parte de estar obsoleta, aburre y nadie lo lee, o nadie termine de leerlo. Y no quieres espantar a tu comunidad, sino todo lo contrario. Enamorarla por tu contenido, y que se quede por lo que le aportas.

 

Contenido copywriting para redes sociales, culturina comunicación

 

Te recomiendo que tus textos tengan, como mínimo, la siguiente estructura:

 

  • Titular: puede ser una frase, una pregunta… Sea como sea, el objetivo es captar la atención de tu comunidad en un primer golpe de vista, para que se anime a seguir leyendo.
  • Texto: cuidar tu ortografía, espaciar en párrafos, o crear una introducción llamativa que continúe el titular, son aspectos que debes tener en cuenta a la hora de redactar tu contenido. La extensión la decides tú (o la red social :P).
  • Cierre: incluye una pequeña reflexión, una conclusión o una llamada a la acción. Invita a tus seguidores a continuar ese contenido por ellos mismos, bien sea con un comentario, un mensaje privado,… Invítales a que te cuenten lo que piensan.

 

Como ya te he dicho más arriba, sobre este tema se vienen posts muy interesantes. Te voy a animar a escribir tus propios textos, y te voy a enseñar cómo redactar tus textos para tus contenidos digitales. ¡Estate pendiente!

¡Esto es todo por hoy! Y ahora es tu turno: elige tu combinación visual + textual perfecta para esos contenidos digitales, ¡y ya me cuentas cómo los vas desarrollando!

 


 

Si todavía no lo has hecho, únete a la comunidad para que pueda seguir compartiendo contigo conocimiento, recursos y experiencias sobre la comunicación digital y la comunicación y el marketing cultural. Puedes hacerlo en la cajita titulada “Newsletter”. Cada semana mis mejores novedades para ti en tu bandeja de correo electrónico 🙂

También espero verte en Facebook, Instagram, Twitter, LinkedIn o Pinterest 😉

¡Nos vemos en el siguiente post!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *