El gran paradigma del sector cultural siempre ha sido cómo conseguir un equilibrio entre el factor cuantitativo y el factor cualitativo que demuestre todo su potencial y todo lo que aporta. Contar con una medición de emociones en Cultura que apoye la labor de instituciones, proyectos, empresas y marcas del sector era complicado. Hasta ahora.

 

Hoy te presento…

 

UNA APROXIMACIÓN A LA MEDICIÓN DE EMOCIONES EN CULTURA

Presentación del proyecto “Termómetro Emocional Cultural”

 

 

Hasta ahora, siempre hemos estado acostumbrados a valorar la cultura en términos cuantitativos: estadísticas offline u online que, en mayor o menor medida, no dejan de ser números referidos a la parte tangible de cualquier acción cultural.

 

En mi opinión, esto es necesario pero incompleto. Si la cultura es intangible, ¿por qué no se tienen en cuenta factores cualitativos que complementen y aporten una visión global y con más perspectiva? ¿Dónde quedó la emoción, la experiencia y la vivencia? ¿Cómo medimos las emociones? ¿En qué factores nos apoyamos para valorar la experiencia de cada persona?

 

Porque sí, aunque la cultura se experimente de forma subjetiva, SÍ se puede tangibilizar, y en la presentación de este nuevo proyecto te explicaré cómo te proponemos complementar tus acciones, actividades o eventos a través de la medición de emociones en Cultura.

 

 

Por qué es importante medir emociones en el sector cultural

Si tuviese que dividir en porcentajes cualitativos-cuantitativos lo que aporta el sector cultural, diría que éste es:

 

80% emocional: intangible y subjetivo – responde al POR QUÉ

20% racional: tangible y objetivo – responde al QUÉ

 

Por lo tanto, no tener en cuenta este aspecto mayormente emocional, ¡es imperdonable! Ya que se pierde perspectiva y foco; pero sobre todo, se pierde la esencia de la cultura, esa que SÍ se puede demostrar lo que vale y lo que aporta.

 

En definitiva, se tiene que poder tangibilizar por dos motivos:

  • Complementar a la parte cuantitativa de actividades, acciones, programaciones y eventos.
  • Apoyar los programas de financiación, patrocinio y mecenazgo de los proyectos, junto con su aporte social y visión estratégica para una mejor toma de decisiones a nivel de de proyecto.
  • Demostrar que la cultura, a pesar de tener un componente mayormente emocional y experiencial, es rentable, y además, necesaria.

 

Este proyecto nace de la falta más que detectada de un análisis cualitativo de la cultura, sobre todo a nivel emocional. Surge entonces la necesidad de medir dicho impacto más allá de la parte presencial.

 

A pesar de que la experiencia cultural tiene un alto nivel presencial o físico, en los últimos tiempos (sobre todo con una pandemia de por medio), la transformación digital se ha acelerado de tal forma que la estimación y evaluación de funcionamiento de dichas acciones se ha visto gravemente mermada, por no tener un medio digital efectivo a través del cuál medir su impacto de forma real.

 

La solución es el TEC – “Termómetro Emocional Digital”: un paso más en la transformación digital de las instituciones, organizaciones y proyectos culturales, a través de la automatización de procesos que implican a la audiencia de forma activa y la colocan en el centro de toda acción antes, durante y después.

 

 

Presentación del proyecto “TEC: Termómetro Emocional Cultural”

Tal y como reza su lema, “donde la experiencia emocional se hace tangible”, el Termómetro Emocional Cultural (en adelante, TEC), es un prototipo mínimo viable digital, automatizado y escalable de recogida de datos especializados en la experiencia e impacto emocional de la cultura.

 

Va muchísimo más allá de una simple encuesta de satisfacción, ahondando así en la experiencia del usuario en un momento clave: justo después de haber vivido en primera persona una actividad, evento o acción cultural.

 

Es una herramienta que combina y equilibra el aspecto cuantitativo y cualitativo. Los une para que trabajen en la misma línea: por y para conseguir los objetivos estratégicos de un proyecto cultural.

 

Pero además, su objetivo principal es poner al usuario en el centro de todas las acciones de un proyecto cultural, de forma que mejoren progresivamente el conocimiento sobre su propio público o públicos.

 

 

 

 

¿Cómo funciona el TEC?

Actualmente este primer prototipo, lanzado en colaboración con la Fundación Rafael Pérez Estrada, y que estará vigente durante un año, ya está en marcha en sus primeros meses de andadura.

 

En las siguientes imágenes puedes ver cómo funciona, ¡es súper sencillo!

 

 

Todos los datos recogidos por esta página exclusiva se vuelcan en una plataforma donde poder ir haciendo una monitorización, recogida y análisis de datos segmentados y personalizados por valoración, actividad o impacto emocional concreto.

 

 

 

¿Quieres saber más sobre el TEC?

Si quieres conocer más sobre este proyecto, su funcionamiento, sobre las personas que están detrás del mismo, o incluso quieres solicitar un prototipo para tu proyecto cultural, aquí te dejamos algunos datos de interés:

 

Noticia de presentación del TEC a los medios de comunicación 1: https://www.europapress.es/andalucia/malaga-00356/noticia-herramienta-digital-medira-malaga-impacto-emocional-actividades-culturales-20210309133939.html

Noticia de presentación del TEC a los medios de comunicación 2: https://www.laopiniondemalaga.es/malaga/2021/03/09/termometro-cultural-mide-impacto-emocional-39879419.html

Noticia publicada en la web de la FRPE: https://fundacionrafaelperezestrada.com/index.php/2021/03/10/presenta-el-termometro-emocional-cultural-una-herramienta-digital-para-medir-el-impacto-emocional-de-nuestras-actividades/

Hilo de Twitter de la presentación desde la cuenta del Área de Cultura del Ayuntamiento de Málaga: https://twitter.com/culturamalaga/status/1369244268724948994

 

Datos de contacto:

Ana Cabello – Gerente de la Fundación Rafael Pérez Estrada

Patricia CM – Directora de Culturina Comunicación

Web [en construcción]: https://www.termometroemocionalcultural.es

 


 

Si todavía no lo has hecho, únete a la comunidad para que pueda seguir compartiendo contigo conocimiento, recursos y experiencias sobre la comunicación digital, la comunicación cultural y el marketing creativo. Puedes hacerlo en la cajita titulada “Newsletter”. Cada semana mis mejores novedades para ti en tu bandeja de correo electrónico ?

También espero verte en Facebook, Instagram o LinkedIn ?

¡Nos vemos en el siguiente post!