En el sector creativo-cultural rondan algunos ¿mitos? ¿leyendas? ¿ideas equivocadas? que generan en definitiva malas prácticas en cuanto a la comunicación digital se refiere. Después de toda mi experiencia en el sector, he podido identificar algunos mitos sobre el marketing cultural que hoy quiero compartir contigo.

 

Hoy te cuento más sobre…

 

MITOS SOBRE EL MARKETING CULTURAL:

toda la verdad sobre la alianza digital-cultura

 

 

Ya sea por falta de tiempo o conocimiento, a menudo se implementan estrategias, objetivos y acciones de la época prehistórica digital. Si la comunicación digital está en el año 2021, el sector cultural puede estar perfectamente en el año 2000.

 

De hecho, en el post que inauguraba este 2021 en el blog, hablábamos de tendencias de comunicación digital para este año. Acciones y estrategias que ya se están implementando en el sector, y que está comprobado que están trayendo grandes alegrías.

 

Es precisamente ese el principal reto del sector: dar un paso adelante y avanzar al mismo ritmo que requiere y demandan actualmente los públicos de la cultura. Ahí es donde verdaderamente la Cultura actuará y podremos hablar de una nueva etapa EFECTIVA y RENTABLE.

 

Mientras se les escucha o no… Verás que todos estos mitos del marketing cultural comparten algo.

 

Tienen en común un trasfondo que te hará entender de dónde vienen: la visión tradicional/offline/antigua/desfasada del uso de esta herramienta es lo que hace que estos mitos sigan en el aire.

 

Y mientras no se apueste por un cambio de mentalidad más moderno, actual, y en definitiva, acorde con los nuevos escenarios de actuación… Mucho me temo que seguirán pululando.

 

A continuación encontrarás los mitos sobre marketing cultural reseñados de forma consecutiva. Que uno exista ha provocado al otro, y así. ¡Ahora entenderás por qué!

 

 

Mito sobre marketing cultural #1

 

“La comunicación digital es muy cara o es un gasto”

 

El sector creativo-cultural en general arrastra un lastre por falta de inversión en general, y falta de inversión en marketing y comunicación digital en particular, que finalmente revierte en las propias marcas, negocios y proyectos.

 

No obtienen visibilidad en el mundo digital porque no invierten. Pero no invierten porque no tienen recursos.

 

Esto es un hecho.

 

Creo que es el más extendido (¿y más aceptado, lamentablemente?) que hay en nuestro sector. Parece que estemos “condenados” a que esto sea así siempre, aunque lo cierto es que cada vez se apuesta por ello un poco más.

 

Para que entiendas mejor este mito, te aconsejo que leas este otro post donde explico las diferencias entre publicidad, marketing, información y comunicación. Es altamente recomendable entender a nivel CONCEPTUAL cuáles son sus diferencias, para poder actuar con conocimiento de causa.

 

Actualmente hay estrategias a diferentes niveles que podrán acercar la Cultura a cualquier parte del planeta, si se plantean las acciones creativas debidamente estudiadas y planificadas.

 

El mundo digital ofrece muchísimas posibilidades que el sector cultural claramente no está aprovechando, o aprovecha de forma tan básica, que su impacto y su mensaje termina perdiendo y diversificando.

 

Además de esto, la inversión en formación, personal o publicidad online es mucho más rentable de lo que parece. Atrás debe quedar la idea de que esto supone grandes gastos y desembolsos económicos

 

Un sector que destaca por su creatividad intrínseca, parece mentira que no sepa sacarle partido a nivel comunicativo digital, ¿no crees?

 

 

Mito sobre marketing cultural #2

 

“Mi producto/servicio funciona con el boca a boca y se vende solo. No necesito invertir en comunicación digital, porque mi audiencia no está en internet”.

 

A no ser que tu audiencia sea de edad avanzada o residan en una ubicación muy remota y rural, puedo asegurarte que tu audiencia sí está en internet.

 

¿Qué me dirías si te digo que todos ellos te pueden estar buscando en internet, y el hecho de que no aparezcas (o con presencia casi nula) es una oportunidad de conectar perdida?

 

No es solo suficiente con tener un buen producto, que obviamente importa. Pero el CÓMO lo presentemos de forma estratégica y creativa, querido/a lector/a, es lo que marca la diferencia entre una marca, negocio o proyecto y otro.

 

Te puedo asegurar, yo que me dedico a esto: si el boca a boca fuese suficiente, yo estaría en paro y mi misión terminaría aquí y ahora.

 

Piensa una cosa: la oferta de ocio/actividades/eventos culturales, actualmente es enorme, sobre todo en grandes ciudades. ¿Qué te hace a ti diferente del resto? ¿Qué puede hace que tu audiencia te elija a ti y no al resto para pasar su tiempo libre?

 

Porque sí, aquí compites por el tiempo libre de tu audiencia. Y para que te elija, no vale con pensar que lo que ofreces, es lo mejorcito del marcado (¡ojo! Que seguramente lo sea pero, ¿tu audiencia lo percibe así? ).

 

 

Mito sobre marketing cultural #3

 

“Cualquiera puede encargarse de la comunicación digital”

 

Como consecuencia del punto anterior, se realizan prácticas alternativas para “paliar” este efecto negativo y agobiante de pensar: “tengo que estar, sea como sea”.

 

¿Te suena la historia de que “el primo del vecino del 5º sabe utilizar la red social de moda, que qué tal si lo hace él”? Quien dice el primo, dice desde todo su árbol genealógico.

 

Otra situación, que por desgracia también se repite, es que un profesional del sector creativo-cultural, cuya formación no tenga nada que ver con la comunicación o marketing digital, le toquen también este tipo de funciones.

 

Esto se puede dar por diversos motivos, entre ellos formar parte de un proyecto pequeño, donde todos hacen de todo (por la falta de recursos económicos, ¿lo ves cómo se relaciona?), o bien por obligación. En ambos casos, el efecto sigue siendo negativo.

 

Una persona que no estaba formada inicialmente para ello, se ve de la noche a la mañana desarrollando además de sus tareas principales, otras que se tratan de segundas, pero porque no le queda más remedio.

 

Como ves, no debería ser así tampoco. Contar con personal cualificado, ya sea interna o externamente (¡en esto te podemos ayudar en la Agencia!), es VITAL. Entender que la comunicación digital de un marca, negocio o proyecto creativo-cultural será CLAVE para su visibilidad y rentabilidad es un pensamiento claramente ganador.

 

El resultado es que esta falta de coherencia estratégica y creativa la notará la audiencia a corto plazo (sí, las cosas mal hechas son las que más rápido se identifican). No habrá una sintonía entre lo que se dice, piensa o hace [otro post, por cierto, que te recomiendo leer aquí]

 

¿Cuál es el precio que están dispuestos a pagar por la reputación, prestigio y confianza de una marca, negocio o proyecto? Si por ejemplo has estudiado Historia del Arte, ¿qué me dirías si un ejecutivo de ventas se pusiese a impartir clases de esta materia, o un enfermero a hacer visitas guiadas?

 

Zapatero a tus zapatos… Dice el refrán.

 

 

Mito sobre marketing cultural #4

 

“La comunicación digital desvirtúa una marca, negocio o proyecto cultural”

 

Este es uno que muchos piensan, pero pocos se atreven a admitir. ¿Por qué crees que a la comunicación digital aún no se le ha extraído todo su potencial en el sector?

 

Por una cuestión de confianza.

 

Las formas o pensamientos tradicionales de actúar todavía ven a la comunicación digital como una enemiga. Esa entrometida que pretende convertir al sector en un producto más del mercado y tratar de venderlo con estrategias agresivas y vacías de contenido.

 

Algo que casi cuestiona al propio sector cultural, como si tratase de apropiarse de él.

Aunque éste mito pueda parecerte demasiado extremo, en toda mi experiencia profesional en el sector te puedo asegurar que he vivido este rechazo generalizado (en algunos casos tan extremos como esto).

 

Este mito está muy unido a todos los demás, pero especialmente al segundo: ese que muestra una actitud soberbia y que se escuda en un “yo no necesito eso para nada”.

 

Por eso Culturina Comunicación nació con una misión súper importante: concienciar sobre el valor cualitativo que aporta la comunicación digital al sector cultural 🙂

 

 

Mito sobre marketing cultural #5

 

“Cualquier profesional de la comunicación digital puede entender el sector creativo-cultural”

 

Este mito lo añado de mi cosecha propia, ya que defiendo al 100% el valor de la hiperespecialización en cualquier sector profesional.

 

Por eso mi gran consejo para ti en este mito es: asegúrate de que la persona en la que confíes la comunicación digital de tu marca, negocio o proyecto, tenga experiencia demostrable previa en el sector y sepa tratarlo con la calidad que se merece.

 

El nivel de profundidad en experiencia y conocimiento NO ES EL MISMO de alguien que trabaja en exclusiva en un sector, que alguien que trabaje de forma generalista.

 

Después de conocer experiencias nada satisfactorias de primera mano, puedo decir que la seguridad que da contar con un profesional especializado, no hay nada.

 

El sector creativo-cultural tiene una dinámica y un funcionamiento especial que hay que conocer antes. El componente experiencial, sensible y emocional que tiene hay que saber tratarlo y saber cómo conseguir que tenga el mayor impacto posible gracias a las estrategias adecuadas.

 

Porque no todo vale. En el sector creativo-cultural, tampoco.

 


 

¿Qué te han parecido estos mitos sobre marketing cultural? ¿Te identificas con alguno de ellos? ¿Echas en falta otros?

 


 

Si todavía no lo has hecho, únete a la comunidad para que pueda seguir compartiendo contigo conocimiento, recursos y experiencias sobre la comunicación digital y la comunicación y el marketing cultural. Puedes hacerlo en la cajita titulada “Newsletter”. Cada semana mis mejores novedades para ti en tu bandeja de correo electrónico ?

También espero verte en Facebook, Instagram, LinkedIn o Pinterest ?

¡Nos vemos en el siguiente post!