fbpx

No sé cuál es tu relación exacta con la comunicación digital. De lo que estoy segura es que, si has llegado hasta aquí, quieres aprender y empaparte del todo el conocimiento, recursos y práctica que vamos a compartir en este blog sobre comunicación cultural a partir de ahora. Y eso es un gran paso, ¿verdad?

Puede que sea la primera vez que escuchas hablar de la comunicación cultural, o puede que no. Sea cual sea tu caso, en este post repasamos el pasado, el presente y el futuro de esta disciplina.

 

COMUNICACIÓN CULTURAL PARA EL MUNDO DIGITAL.

TODO LO QUE NECESITAS SABER SOBRE LA COMUNICACIÓN CULTURAL

 

comunicación cultural y digital

 

En este post hablaremos de…

¿QUÉ ES LA COMUNICACIÓN CULTURAL Y PARA QUÉ SIRVE?

Son las 17:52 de un lunes cualquiera. Me dispongo a escribir mi primer (y gran) post que inaugura mi blog corporativo. He escrito muchas veces, casi siempre para mi misma, aunque en abierto, y sin embargo nunca he estado tan asombrada.

 

Y haciendo honor a mi vena más académica (sigue ahí latiendo fuerte), no podía dejar pasar el hecho de ofrecer la definición exacta de las palabras ‘comunicación’ y ‘cultura’ según nuestra querida RAE. Ahí va:

 

COMUNICACIÓN:

f. Acción y efecto de comunicar o comunicarse.

f. Trato, correspondencia entre dos o más personas.

f. Transmisión de señales mediante un código común al emisor y al receptor.

 

CULTURA:

f. Conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial, en una época, grupo social, etc.

 

Y ahora es cuando aparece mi vena profesional y me dice que transmita claramente lo que para mí es la comunicación cultural, en su sentido más claro y práctico. Porque creo que esta es una buena manera de empezar: contaros qué es para mí exactamente la comunicación cultural… La definición que extraigo después de años de experiencia es:

La comunicación cultural es una disciplina, una aplicación o una rama de la comunicación que trata de englobar o aunar todos los medios, códigos, canales y mensajes que forman parte del sector cultural, con la finalidad de difundir la misión de los diferentes entes al público.

 

 

Y cuando digo ‘sector cultural’ me refiero también a cualquier otra manifestación que tenga que ver directa o indirectamente con él: turismo, gastronomía, decoración, eventos, artesanía, diseño… ¿acaso todos ellos no tienen un componente creativo e innovador? Así lo creo yo. En todos ellos, la comunicación digital actúa de la misma manera, con algunos componentes añadidos, que lo hacen ser especiales: la experimentación y la emoción. Con esto quiero decir que el mero hecho de comunicar ya forma parte de la cultura. Hay una conexión innegable e intrínseca que nos dice que la esencia, la razón de ser de la cultura es su comunicación, su difusión y su conocimiento y disfrute ciudadano.

 

Precisamente en su definición está el principal reto (u obstáculo) de los entes que conforman la totalidad del sector cultural: el poder de transmitir, de conectar y de impactar a los diferentes públicos. Y digo reto porque aún no se ha conseguido tangibilizar ampliamente. Pero de esto hablaremos otro día. Parece ser que el hecho de pasar de la teoría a la práctica, ese pequeño gran paso, es donde muchos proyectos terminan atascados. Y es aquí donde entra en juego el marketing cultural, como aplicación práctica de la comunicación cultural.

 

No sé si os pasa, pero cuando tratas de buscar algo en Google, a veces te sorprende la ola de resultados (y todos idénticos) de unos determinados términos de búsqueda. Por ejemplo, cuando escribes “comunicación cultural” en este buscador, esto es lo que devuelve como resultado:

 

resultados google comunicación cultural

 

¿Hay algo que te llama la atención? Venga, echa un vistazo unos segundos… ¡es obvio!

 

Te cuento: todos los resultados están relacionados en su mayoría (a lo largo de más de 20 páginas googlelianas) con la educación: cursos, universidades y escuelas privadas, másteres…Tiene sentido ahora lo que te contaba de la definición teórica, ¿verdad? Y es que mi afirmación es más que eso. Es una prueba veraz del principal problema de la comunicación cultural: es solo teoría. Mientras que se avecina la transformación digital real en la mayoría de sectores (muchos de ellos avanzadísimos actualmente) en la cultura hay algo en la comunicación digital que no termina de cuajar. Espejismos que hacen pensar que todo está funcionando pero, ¿hasta qué punto se puede demostrar que es así?

 

Como ves, es una disciplina muy institucionalizada y por eso… ¿desconocida? Vamos, que puedes elegir ampliamente dónde formarte sobre esto, pero no hay nada sobre su aplicación, su práctica ni su profesionalización. Y efectivamente, la primera vez que escuché relacionar la comunicación con la cultura, fue en la carrera. Y no en los años más avanzados, no. Justamente en el primer año. Para mi fue toda una revelación entonces, y es que investigué más sobre el tema por mi cuenta, y descubrí que era a lo que me quería dedicar en el futuro.

 

educación comunicación cultural, marketing cultural, marketing digital, comunicación digital, culturina comunicación

 

Pero no se sale más allá fuera de las aulas. La comunicación cultural sigue restringida a una parcela educativa de la que parece no liberarse. Y esto no es malo; al contrario, educar en este sentido es MUY importante. Pero la verdad es que a las instituciones y proyectos culturales les quedan años luz para poder aplicar con efectividad y resultado la comunicación y el marketing cultural a sus intereses y verla como un aliado, más que como un enemigo. Ni muerde, ni ruge, ni condiciona ni merma la difusión y la misión de cada proyecto. Solo aquellos proyectos que se escudan en el “yo no necesito la comunicación digital” o “así es como lo hago y así es como lo seguiré haciendo” son los que no evolucionarán, solo ellos se están quedando atrás por decisión propia. La cultura evoluciona, y la comunicación también.

 

Así está el marcador de la comunicación cultural:

Formación 1-Información 0

 

¿Qué está pasando? ¿Qué no estamos haciendo correctamente? No se escribe nada; no se comparte nada. Si hay algo que esté en mi mano desde este proyecto, va a ser romper esa barrera entre la comunicación y el marketing cultural. Recuerda, son disciplinas hermanas cada una en su nivel, pero hermanas al fin y al cabo. Y créeme, pueden aportar muchísimo a la comunicación digital de un proyecto cultural. Así te lo voy a demostrar a lo largo de mis posts. Quiero ofrecerte información actual, práctica y REAL, fruto de mi experiencia y conocimiento. Y lo quiero compartir contigo.

 

 

POR QUÉ CULTURAL. POR QUÉ DIGITAL.

La cultura de lo digital. Lo digital de la cultura.

Como te mencionaba antes, la necesidad principal de un proyecto cultural se une a su objetivo principal: difundir y divulgar de forma efectiva y eficaz. Los proyectos culturales han estado AÑOS (por no decir siglos) anclados en el mundo offline, y es que es innegable que es el inicio de todo. Pero ha llegado el momento de una transformación digital que apoye esa labor offline que ya están realizando, y de manera magnífica además. Y aquí estamos, desde Culturina Comunicación, ayudando a todos esos proyectos creativos que creen en la evolución a gestionar su comunicación digital y su presencia en internet.

 

¿Cuántos comunicadores digitales se dedican al sector de la inmobiliaria, coaching, turismo…? Son sectores con mucha salida profesional, está claro. Pero, ¿quién confía en la cultura? Gente como yo, que entiende que necesitan un apoyo comunicativo imprescindible para elevar sus proyectos a la altura que se merecen. Parece que la cultura no es “aparentemente” rentable. Muy bien, yo digo que eso son números. Y precisamente lo que abunda en la cultura, son los factores cualitativos y no cuantitativos.

 

No sabéis la cantidad de veces que he escuchado cosas como: “no te dediques a ese sector, acabarás como ellos”, “ese sector no merece la pena”, y lo más optimista ha sido que “ese sector es complicado”. Pero no imposible. Ellos dicen que no y yo digo: ¿por qué no?

 

Las cosas cuando no se hacen sistemáticas, automáticas o forzadas, es cuando mejor fluyen: naturales, transparentes y vivas. Por eso para este sector hace falta pasión, implicación, constancia, y sobre todo, creer en lo que hacemos: ayudar a proyectos culturales a conseguir esa comunicación digital que necesitan para garantizar su éxito.

 

 

VARIANTES PROFESIONALES DE LA COMUNICACIÓN CULTURAL:

Conexiones que (a lo mejor) no te habías planteado.

1. La cultura y su relación con las nuevas tecnologías, o lo que es lo mismo, las Humanidades Digitales. Dice Wikipedia que son “un área de investigación, enseñanza y creación en la que convergen las humanidades y la informática [y las nuevas tecnologías de la información y la comunicación]”. Precisamente en mi ciudad, la Universidad de Málaga acoge a varios grupos de investigación bastante sólidos y con un largo recorrido en esta materia, como IARTHIS_LAB. Como ves, la cultura digital está de moda 😉
2. Periodismo cultural y crítica de arte: otra disciplina íntimamente relacionada con la comunicación cultural. La cultura también tiene su hueco en la comunicación offline. Desde las secciones culturales de los periódicos a los podcasts especializados en periodismo cultural. Hay infinidad de combinaciones.

3. Gestión cultural: en este caso, la comunicación forma parte de los procesos de gestión de un proyecto cultural como una fase más. La gestión cultural trata desde la concepción de un proyecto hasta su evaluación final, una vez que se ha llevado a cabo. Si te interesa liderar un proyecto cultural, esta interesante variante puede ser tu nueva aliada.

¿Dónde no está la cultura, sino es en cualquier parte? Al final, todos somos cultura, todos somos comunicación. Cualquier acción que forme parte de una comunicación cultural, es susceptible de ser creativa e innovadora, y querer cambiar el mundo que le rodea a través de la comunicación.

 

“No hay comunicación sin cultura, ni cultura sin comunicación”.
Umberto Eco

 

 

¿CÓMO SE APLICA?

Ejemplos de acciones de comunicación y marketing cultural en entornos digitales.

Hoy te quiero mostrar dos ejemplos que, en mi opinión, son los que más han impresionado en los últimos años.  Uno, parte de una de las grandes instituciones culturales de España; la otra, de un Museo de mi ciudad, Antequera. Y es que en la cultura, tampoco importa el tamaño, si no la creatividad y la implicación de aportar contenido de valor a partes iguales.

 

  1. #Thyssen140 (2013): El Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid es una de las instituciones culturales en España que más y mejor apuestan por la comunicación y el marketing digital. Y un buen ejemplo de ello partió de su director artístico, Guillermo Solana, en su perfil de Twitter, cuando entonces el límite de caracteres era de 140 (¡ay, qué tiempos! ¿ves cómo evoluciona todo?). Yo me levantaba cada día para leer la siguiente entrega de tweets, como si de una serie se tratase. Una manera innovadora, diferente y peculiar de transmitir lo esencial sobre el Museo Thyssen, en 140 caracteres. Cobra sentido la afirmación de que “todo depende del prisma desde el que se mire”. Más tarde adquirí el libro, que todavía puedes comprar en su tienda online: https://tienda.museothyssen.org/es/thyssen140.html
  2. #4Caras (2018): El patrimonio histórico-artístico que custodia el Museo de Antequera es increíble. ¿Cómo mostrar toda esta herencia cultural y darla a conocer al mundo digital? De nuevo, Twitter es el escenario elegido para mostrar las caras más conocidas de su Colección, y a su vez, invita a otros Museos a unirse a su iniciativa. Esta acción cruzó las fronteras y tuvo un impacto internacional.

 

comunicación digital, twitter, museo antequera, comunicación cultural, marketing cultural, culturina comunicación

 

Como ves, esto son solo dos ejemplos. Muchos otros proyectos culturales han sabido sacarle el máximo partido a su comunicación digital, y para ello no hace falta ni una gran inversión económica ni grandes medios. Solo constancia e implicación.

 

¿Qué te parecen? ¿Conoces más ejemplos en tu entorno sobre acciones de comunicación digital de proyectos culturales? Déjame un comentario abajo y lo comentamos, ¡me gustaría conocer más!

 


 

¡Y hasta aquí mi primer post! El primero de muchos (espero). Si todavía no lo has hecho, únete a la comunidad para que pueda seguir compartiendo contigo conocimiento, recursos y experiencias sobre la comunicación digital y la comunicación y el marketing cultural. Puedes hacerlo en la cajita que hay a tu derecha titulada “Newsletter”. Cada semana mis mejores novedades para ti en tu bandeja de correo electrónico 🙂

También espero verte en Facebook, Instagram, Twitter o LinkedIn 😉

¡Nos vemos el miércoles que viene en el siguiente post!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *